Cómo instalar tu cine en casa

Deseas tener un cine en casa ? ¿Recuerdas los televisores con forma de caja? Desde entonces, el entretenimiento casero ha recorrido un largo camino. Y no sólo los televisores han evolucionado, sino también los sistemas de sonido que hoy te permiten montar tu propio cine en casa, o home cinema, sin demasiado esfuerzo ni dinero.

cine en casa

Si te preguntas cómo hacer un cine en casa, tenemos buenas noticias: has llegado al sitio indicado. En este artículo te mostraremos los diferentes elementos disponibles para instalar un home cinema en HD, con gran calidad de imagen y sonido. También te diremos qué sistemas son los mejores y más baratos para hacer un cine HD en casa.

Para empezar, piensa cuán lejos hemos llegado en poco tiempo. Si tienes unos treinta o cuarenta años de edad seguramente recuerdes los televisores cuadrados con imágenes borrosas y sonido a lata. Pues bien, hoy en día la imagen de los televisores ha mejorado notablemente y casi todos tenemos un aparato con HD. El tema del sonido es diferente, porque incluso los televisores más nuevos tienen un sonido bastante malo. Pero de eso ya hablaremos más adelante.

El propio término “cine en casa” debería mostrarnos cuánto hemos avanzado en términos tecnológicos. La instalación de un cine en casa HD nunca ha sido tan fácil como ahora. Con un poco de tiempo y dinero te será muy difícil volver a pagar una entrada de cine. También te ahorrarás una cantidad considerable de dinero al hacer tú mismo la configuración en lugar de contratar a alguien para hacerlo.

Antes de empezar, es importante recordar que los mejores sistemas de home cinema en casa están diseñados para encajar en todas las salas de estar, pero dado que los dueños de las salas no son, por supuesto, iguales es probable que quieras darle tu toque personal y sacarle el máximo provecho a tu cine en casa. Es entonces esencial aprender cómo un sistema de cine en casa se ajusta a tus necesidades.

Este artículo, sin dudas, te ayudará a lograrlo. Ponte cómodo porque el viaje será intenso pero placentero.

Componentes de un sistema de home cinema

Lo primero si quieres saber cómo hacer un cine en casa es conocer los componentes. En un cine en casa tradicional necesitarás de altavoces, receptores, un televisor y los cables. Eso es lo básico. Por supuesto hay montones de detalles que, en este caso, son fundamentales.

Conocer la jerga propia de estos sistemas también ayuda. El receptor también se llama receptor de sonido envolvente o AV. Los altavoces incluyen parlantes y subwoofers, que es el encargado de manejar los graves.

Repasemos: cuando adquieras los elementos de un cine en casa, tendrás un televisor, unos cables, un receptor y altavoces. Luego, deberás empezar a conectar todo eso. Los componentes de base son los puntos de inicio de la instalación. ¿A qué nos referimos con componentes de base? Imagina que estás en un barco y quieres pescar. Pues bien, estás tú y los peces en el agua, que serían los componentes de base. Luego debes conectarlos. En el caso de la pesca, con una caña de pescar; en el caso del cine en casa, con varios cables… salvo que el home theater sea inalámbrico. Pero, por el momento, no nos enredemos de más.

Siempre es una buena idea echar un vistazo a la guía que viene con el sistema, pero si compraste los componentes por separado y no tienes esa guía no te preocupes. Nosotros seremos tu guía.

Como preparar los cables para tu cine HD en casa

Quizás al principio te gane la pereza, pero créenos cuando te decimos que debes etiquetar tus cables para no confundirte ni frustrarte durante el proceso de instalación. La cantidad de cables depende, por supuesto, del número de altavoces que tengas. Puedes marcar el recorrido de los cables con cuerdas y medirlos, o utilizar directamente una cinta métrica; lo que te resulte más fácil.

El tipo de cables que utilices también es importante. A nadie le gusta tener un lío de cables enredados, como una araña asomando por detrás del televisor o de los altavoces. Los cables planos son buenos para esconderlos bajo la alfombra. Y los raíles, cablecanales o túneles para cables ayudan a ocultar los cables en las paredes.

Los cables más utilizados son los HDMI para los componentes AV, los RCA para las conexiones de audio analógico y los cables ópticos para las conexiones de audio digital.

Cómo configurar el receptor para tu home cinema

Ahora es el momento de configurar el receptor de cine en casa. Para el video, debes utilizar el cable HDMI para conectar la salida de TV del receptor con la salida de video de tu televisor. Para el audio, puedes conectar simplemente las salidas de audio del televisor a la entrada «Aux» del receptor de AV, o puedes utilizar un cable HDMI-ARC si es compatible con tu sistema. Ambas opciones permitirán que el audio estéreo o el sonido envolvente se reproduzca a través de tu sistema de cine en casa.

Las conexiones de las fuentes de video son más o menos las mismas, con pequeños ajustes según el tipo de fuente que tengas. Si tus programas de televisión vienen directamente de la antena o el satélite, entonces simplemente conecta eso a tu televisor. En el caso de los televisores inteligentes, asegúrate de que también haya una conexión a Internet.

Para los reproductores de Bluray u otros discos, tu receptor deberá tener las conexiones HDMI adecuadas, así como la capacidad de acceder tanto al audio como al video a través de dichas conexiones. Para algunos sistemas, pueden ser necesarias conexiones ópticas o analógicas.

Claro que hoy casi nadie utiliza los reproductores de Bluray o CDS. Vivimos en un mundo donde los servicios de streaming son cada vez más populares. Saber qué streaming elegir es una decisión importante. Para un cine en casa, la gente prefiere productos como Google Chromecast, Apple TV o el famoso Netflix. En ese caso se trata simplemente de instalar y abrir una aplicación en el televisor. O de conectar tu computadora o dispositivo al televisor mediante un cable HDMI.

Conexión de los altavoces en tu home cinema

La parte más divertida de todo esto es el diseño de sonido, o dicho de otro modo la conexión y ubicación de los altavoces. Conectar los altavoces al receptor no es difícil. Una vez hecho esto, sólo debes conectar el subwoofer a través de la salida de línea del subwoofer.

La mayoría de los receptores ayudan a la configuración de los altavoces al proporcionar una configuración automática, o un sistema de corrección de la sala o, como mínimo, un generador de tonos de prueba incorporado. ¿Para qué sirve esto? De manera automática, el propio receptor se configurará según el tamaño de la sala.

En cuanto a la ubicación de los altavoces, una buena idea es colocarlos lejos de las paredes. Esto permite un diseño de sonido óptimo en cualquier sala con las dimensiones típicas de una habitación cuadrada o rectangular. Sin embargo, la distancia real a la que deben colocarse variará en función de las circunstancias acústicas pertinentes, es decir, si tus altavoces son receptores de 5.1, 6.1, 7.1, 9.1 u 11.1 canales.

En la cuestión de los canales, lo primero que debes tener en cuenta es que los entornos de 5.1 y 7.1 canales ocupan menos espacio que las restantes. Sin embargo, la mayor parte del material se mezcla para la reproducción de 5.1 canales, ya sea música o la pista de audio de un Bluray, lo que significa que con la decodificación Dolby/DTS, un receptor y un entorno de 5.1 canales funcionarán bien. De lo contrario, aunque sea un entorno de 11 canales, lo único que harás será procesar de más una banda sonora codificada para un canal de 5.1.

En una configuración de 5.1 canales, necesitarás cinco altavoces y un subwoofer. El canal central delantero de tu cine en casa HD debe colocarse justo delante del televisor, por encima o por debajo. Luego, coloca el subwoofer al lado del televisor, los altavoces principales/frontales izquierdo y derecho equidistantes del altavoz central en un ángulo de 30 grados y, por último, los altavoces de sonido envolvente a más de 90 grados del canal central a cada lado, izquierdo y derecho. Es una buena idea tenerlos justo a los lados o elevados por encima de la posición de escucha.

En un entorno de altavoces de 7.1 canales, se siguen las mismas reglas que en una configuración de 5.1 para el subwoofer y los altavoces principales/frontales izquierdo y derecho. Para los altavoces de sonido envolvente izquierdo y derecho, lo ideal es colocarlos a la izquierda y a la derecha con respecto a la posición de escucha, y los altavoces de sonido envolvente traseros deben estar a unos 140 grados del altavoz del canal central delantero, siempre detrás de la posición de escucha.

El mejor home cinema inalámbrico

Si los cables te estresan y no quieres gastar tiempo ni dinero en cubrirlos o ocultarlos, una excelente opción son los sistema de sonidos inalámbricos para tu cine en casa HD. Un sistema inalámbrico ofrece todas las ventajas de un sistema de sonido  convencional, pero sin la molestia de pasar feos cables por el suelo, la pared o el techo.

El mejor home cinema inalámbrico puede sumergir completamente al oyente en el entorno, dándole una sensación cinematográfica que le permite disfrutar de una experiencia increíble… y sin cables. Es decir, si quieres saber cómo hacer un cine en casa, lo primero que deberías hacer es que no se vean cables en la sala. En este sentido, quizás valga la pena gastar un poco más de dinero en algunos de los mejores sistemas de sonido inalámbricos disponibles.

Dicho esto, hay que aclarar que incluso el mejor home cinema inalámbrico cuenta con algunos cables. ¿Decepcionante? Por supuesto que no. Se trata de un simple cable pequeño que se conecta a una toma de corriente o al subwoofer. Aunque te libras de la mayoría de los cables que tienen los sistemas de sonido con cable, no estarás completamente libre de cables, así que tenlo en cuenta cuando pienses en la distribución de la habitación y en la proximidad de la corriente eléctrica.

Tipos de home cinema inalámbricos

Los sistemas inalámbricos se clasifican en dos tipos principales en base a cómo reciben la información: Bluetooth y WiFi.

-Bluetooth

Los altavoces con Bluetooth fueron los primeros en aparecer en el mercado. Sin embargo, como el Bluetooth debe comprimir los datos de audio antes de transmitirlos, la calidad de esta tecnología es más bien cuestionable.

A pesar de que la calidad es insuficiente, los sistemas Bluetooth son más fáciles de instalar, menos costosos y más habituales, lo que permite que  funcionen con casi cualquier dispositivo electrónico.

-WiFi

Por otro lado, los sistemas WiFi son más recientes en el mercado, y es posible que te encuentres con problemas cuando quieras conectar un dispositivo que no sea compatible con WiFi. Sin embargo, la mayoría de los dispositivos con Bluetooth tienen su propia aplicación a la que puedes acceder a través de WiFi. Es una forma más complicada de emparejar tu dispositivo, pero las ventajas del WiFi pueden hacer que valga la pena.

Los sistemas de home cinema con WiFi son más caros que los Bluetooth, pero también son de mayor calidad. El sonido es sin dudas mejor con el WiFi porque los datos no necesitan ser comprimidos antes de la transmisión, y las conexiones WiFi son mucho más fiables que el Bluetooth. Y también ofrecen un mejor alcance que los sistemas Bluetooth, lo que los hace ideales para espacios grandes.

Los 3 mejores home cinema inalámbricos

  1. Nakamichi Shockwafe Ultra Surround Sound System

 Este home cinema inalámbrico con Bluetooth tiene una enorme capacidad de 600 W, lo que permite a los altavoces impulsar volúmenes increíbles, casi como si tuvieses un concierto en tu hogar. El Shockwafe Ultra de Nakamichi utiliza la exclusiva tecnología Spatial Surround Elevation (SSE) para ofrecer la experiencia de siete altavoces de pared, un subwoofer y cuatro altavoces de techo (configuración 7.1.4).

Puedes conectar el sistema con hasta seis dispositivos, incluyendo una entrada HDMI ARC, tres HDMI, una óptica y una coaxial. El mando a distancia retroiluminado incluido te permite controlar las fuentes, los ajustes individuales de los canales y la optimización del tamaño de la habitación.

  • JBL Bar 5.1-Channel 4K Ultra HD Soundbar

La barra de sonido de JBL tiene 510 vatios de potencia para producir un volumen notable con un solo subwoofer y una barra de sonido de cinco altavoces. Para una configuración de sonido 5.1, debes desconectar los altavoces de cada extremo de la barra de sonido y ubicarlos en los laterales o en la parte trasera de la habitación.

Este sistema de sonido para tu cine HD en casa tiene Bluetooth y tres entradas HDMI para conectar tu televisor u otros dispositivos de alta definición. Los altavoces desmontables son completamente inalámbricos, lo que permite instalarlos donde quieras. Se alimentan con baterías recargables que duran hasta 10 horas antes de necesitar ser recargadas.

  • Platin Monaco 5.1 Plus Axiim Link Immersive System

El sistema de sonido para home cinema Platin Monaco 5.1 Plus Axiim Link no utiliza Bluetooth ni WiFi, sino que se basa en una conexión específica que produce una calidad de sonido de gama media que se sitúa entre el Bluetooth de menor calidad y el WiFi de alta calidad.

Es un sistema de 270 W con certificación WiSA que no ensordecerá a nadie con su volumen, pero es más que suficiente para la mayoría de las salas de cine HD en casa. La configuración de altavoces 5.1 viene con tres altavoces separados para la parte delantera, dos para la parte lateral o trasera y un subwoofer. Sin embargo, no es compatible con productos que no tengan la certificación WiSA.

Proyectores para cine en casa

Si dispones de una sala grande y eres un gran fanático del cine, entonces la opción para ti son los proyectores. ¿Por qué? Sencillamente porque, cuando se trata de ver películas o jugar a videojuegos, más grande es siempre mejor. Sentarse a una distancia adecuada de una imagen de 100 pulgadas o más implica una mayor visión periférica, permite ver detalles que se pierden en la mayoría de los televisores y te absorbe en la historia de una manera que no es posible ni siquiera con una pantalla plana de 75 u 85 pulgadas.

Hay algo más que es especial en las imágenes proyectadas. A diferencia de un televisor, que emite una luz brillante a los ojos, una proyección llega al espectador como un reflejo de la pantalla. Así es como percibimos la mayoría de los objetos en la vida: vemos la luz ambiental que rebota en ellos. Por lo tanto, las imágenes proyectadas tienen un aspecto más natural y orgánico. La fatiga visual es menor y la imagen transmite mejor la estética cinematográfica que tanto aprecian los cinéfilos.

Fuentes de luz de los proyectores para casa

-Lámparas

Las lámparas tradicionales siguen siendo la principal fuente de luz para proyectores de home cinema. Las razones son varias, y van desde el costo hasta la eficacia para la visualización en una sala oscura. Con una lámpara se puede obtener la luminosidad suficiente para imágenes impactantes en una pantalla grande de 100 a 150 pulgadas.

¿Las desventajas? Las lámparas se calientan y pierden el equilibrio de color y el brillo con el paso del tiempo. La mayoría tiene una vida útil de unas 4.000 horas en el modo de imagen más brillante del proyector. Este periodo puede ampliarse si no necesita utilizar el proyector a plena potencia, pero cuando una lámpara alcanza la mitad de su vida útil debe cambiarse.

-Láser

La luz láser de estado sólido está conquistando poco a poco el mercado de los proyectores para casa. ¿Por qué? Sencillo: no hay que sustituir la lámpara durante las 20.000 horas de vida útil del proyector ni se requiere mantenimiento. Sin embargo, el costo es alto, aunque sigue bajando. Sony y JVC utilizan el láser para sus modelos de gama más alta, pero algunos proyectores láser de menor precio destinados al cine en casa han demostrado tener un rendimiento muy inferior al de los modelos basados en lámparas en términos de gama cromática, precisión del color y contraste.

-LED

Los LED tienen la ventaja de funcionar en frío y proporcionar una fuente de luz compacta que, al igual que el láser, dura toda la vida del proyector. Esto lo hace ideal para proyectores de bolsillo. Por desgracia, las limitaciones de brillo y la amplia difusión de la luz de los LED suelen impedir que esta tecnología ofrezca la potencia necesaria para el cine HD en casa. Esta afirmación tiene en cuenta incluso el hecho, tantas veces repetido, de que la luz de los LED se percibe como más brillante que la procedente de una lámpara.

-Lentes

Por supuesto, la nitidez de un proyector se verá disminuida por una lente deficiente. Las mejores lentes de proyectores para casa están hechas de vidrio de alta calidad, con múltiples elementos que ayudan a eliminar las imperfecciones. Los proyectores económicos de hoy en día con resolución 1080p cuestan entre 500 y 1.000 dólares, y vienen con lentes excelentes que ofrecen imágenes nítidas y uniformes. Cuando se pasa a la resolución UHD/4K, la cuestión es diferente y los precios se disparan.

Pantallas de proyección

Los que compran un proyector por primera vez tienden a pensar que pueden descartar por completo la pantalla. No lo hagas. El uso de una pared blanca puede funcionar para la visualización casual de un proyector portátil de bajo costo, pero si realmente quieres obtener los beneficios de la proyección de un cine HD en casa tienes que tener sí o sí una pantalla.

Además del tamaño, hay que tomar tres decisiones sobre la pantalla: el diseño del marco, la relación de aspecto y el material de la pantalla.

-Diseño del marco

La mayoría de la gente compra una pantalla de marco fijo y la instala directamente en la pared o la cuelga del techo. Aunque el material de la pantalla puede afectar en gran medida su costo, las opciones de marco fijo son siempre las menos costosas.

La alternativa más habitual a un marco fijo es una pantalla retráctil mecánica o motorizada que se baja del techo sólo cuando se necesita. Las pantallas motorizadas suelen necesitar un cableado de bajo voltaje o una toma de corriente cercana, aunque ahora existen pantallas recargables con pilas. Las pantallas motorizadas suelen poder bajarse o enrollarse con un cable desde el proyector u otro equipo, o mediante un mando a distancia inalámbrico.

Hasta aquí la información más importante para saber cómo hacer un cine en casa. Por supuesto, es apenas el comienzo de un mundo apasionante que, sin dudas, te traerá múltiples satisfacciones.